Loading...

domingo, 28 de marzo de 2010

a veces olvidamos que fuimos niños.-


Es importante recordar cuando teníamos 6-7 años y sonábamos con jugar con autitos o muñecas, el mundo era atractivo, teníamos muchas ganas de descubrirlo, jugábamos a ser superheroes, o vaqueros, todo nuestro mundo giraba en la magia de la fantasía. Incluso esa breve tarde que ocupáramos en juntarnos con nuestras amistades nos permitían sentir que eramos felices y que estábamos protegidos...luego crecimos y olvidamos que nuestras metas eran ser el mago,el astronauta, la cantante, la bailarina y nos sumergimos en la practica cotidiana de los empleos que no satisfacen nuestra vida, de tener que vivir ocupados de mantener este sistema de libre mercado, donde el pez mas grande se come a los pequeños... si antes eramos felices por que podíamos soñar con la magia, con descubrir que lo que pasaba era por un conjuro que habíamos inventado.
NO DEBEMOS OLVIDAR QUE EL SER NIÑOS NOS ENSEÑO A DISFRUTAR CON LO SIMPLE, A NO ESTRUCTURARNOS TANTO Y SOLO ESTAR ALEGRES CON PENSAR QUE AL DÍA SIGUIENTE VAMOS A JUGAR A LA ESCONDIDA, A LA PELOTA A SER UN HÉROE LLENO DE PODERES. SOLO ASÍ PODREMOS DISFRUTAR AHORA ADULTOS CON UNA VIDA QUE TIENE MAGIA Y QUE NOSOTROS TENEMOS PODERES PARA CAMBIAR NUESTRO MUNDO Y QUE SI PODEMOS SER FELICES.-

3 comentarios:

  1. La magia está en todas partes, es lo que nos permite soñar, incluso cuando vamos asinados en el metro y no hay ni paisaje que mirar por la ventana, hacemos magia con las sombras , con las caras..imaginamos reímos, somos niños, entre bellavista y baquedano

    ResponderEliminar
  2. no queda más que parchar las ganas, remendar los abrazos, tejer nuevas redes, zurcir las heridas de batalla y recuperar las esperanza... ¡gracias Osvaldo!!!

    ResponderEliminar